Nuestra historia

Desde 1967, un símbolo de calidad de formación

Autoescuelas Jordá fue fundada en 1967 por D. Francisco Jordá Frau.

Los comienzos fueron muy humildes y difíciles, pero a base de esfuerzo, ilusión y muchísimas horas de dedicación plena, fue creciendo poco a poco. A los cuatro años de la fundación se pudo abrir una segunda sucursal y poco tiempo después una tercera, ampliando la plantilla y la flota de vehículos.

Por esa época, año 1973, Autoescuelas Jordá da un paso muy importante en su futuro, la incorporación del primer camión para impartir clases de vehículos pesados, asi como el primer autobús y con la incorporación de varias motocicletas.

En 1983, se compró el primer vehículo articulado para los permisos de la clase C-E, completando así la totalidad de tipos de vehículos pesados. Después llegó un remolque para turismos, un vehículo para minusválidos, incrementando la oferta para cubrir todas las necesidades de nuestros alumnos.

Los años fueron pasando, y se fueron incorporando a la autoescuela distintos tipos de vehículos (turismos, motos y varios vehículos pesados más), hasta completar la flota que hoy existe.

Paralelamente, desde la década de los 90 y hasta el día de hoy, el número de las sucursales ha ido creciendo, haciendo un total de ocho centros repartidos por Alcoy y comarcas, siendo la última en inaugurarse a finales del 2007, siguiendo nuestra política de crecimiento empresarial.

Desde el año 1999, se creó una sección para alumnado extranjero, concretamente chinos, rumanos, etc., como siempre con la voluntad de ofertar variedad y servicio, pero sin olvidar la profesionalidad, compromiso y calidad que tenemos desde nuestros orígenes.

De esta forma pretendemos dar el mayor servicio a nuestros clientes que podrán encontrar en cualquiera de todas las innovaciones y elementos necesarios que faciliten su aprendizaje a la hora de obtener el permiso de conducción que necesiten en cada momento. ¿Donde encontrarnos?, en su afán de cubrir las necesidades individuales de cada alumno, son flexibles tanto en horario como en los días de atención y enseñanza.

Así, esa ilusión inicial se fue haciendo realidad, hasta convertirse en lo que hoy es Autoescuelas Jordá, con una plantilla cercana a las 30 personas, más de 30 vehículos, pero con las mismas ganas de trabajo y la misma ilusión que su fundador, D. Francisco Jordá Frau tuvo en sus inicios.